Surrealismo

“El grito” de Edvar Munch


grito21.jpg Edvar Munch quería expresar con este cuadro (1893) el gran grito de la naturaleza. Se detuvo y pudo escucharlo. El grito, enorme y profundo, le dejó paralizado. Somos demasiados pequeños y estamos muy aislados unos de otros, esto nos hace vulnerables. Edvar se daría cuenta de la inmensidad del universo y esto le dejaría aterrado, de ahí su expresión. Ahora todo sucede demasiado rápido y no podemos detenernos a ver lo que nos rodea, el tiempo pasa muy deprisa y nosotros no nos molestamos en mirar alrededor; tal vez quizá por que si lo hacemos nos daríamos cuenta de lo que ocurre realmente en el mundo y sentiríamos gritar a la naturaleza.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s