Otros poemas

Robert Frost


Nada Dorado Permanece

El primer matiz de la naturaleza es dorado,
Y para mantener su verde más intenso,
Su hoja temprana es una flor
Que vive tan solo una hora.
Y entonces la hoja muere para caer;
Así se hundió el Edén muy a su pesar,
Así el alba desciende día a día,
Pues nada dorado permanece.

Me recuerda a “Esplendor en la hierba”. Nada realmente bello está siempre con nosotros.

¿Se muere el amor?Dicen que se transforma en algo más bello a medida que las personas están juntas más y más tiempo. Conozco a un hombre mayor que recientemente ha perdido a su esposa. Estuvieron casados cerca de 60 años y aún sigue escribiéndole poemas de amor. Eran una pareja muy especial. El recuarda los sucesos buenos de su relación, los malos han pasado a segundo plano.

Cada relacción es diferente. Ahora ya no tenemos paciencia; algunos problemas se solucionan, sólo debemos saber reconocer cuales son estos e intentar arreglarlos, pero muchas veces simplemente nos alejamos de la otra persona. Otras veces debemos “salir por pies” y no lo hacemos.

Las relaciones personales son muy complejas, demasiado. Si todo consistiera en apretar un botón y saber exactamente lo que tienes que hacer… Pero me parece que a las personas nos gustan los caminos complicados, lo fácil no está hecho para nosotros. Hay parejas que están juntas debido a los problemas que han tenido que soportar, esto las ha hecho fuertes. ¿Son las complicaciones de la vida parte del amor? Indudablemente la rutina mata a muchas parejas pero, y el exceso de problemas.
Somos demasiado complicados.


Fuego Y Hielo

Algunos dicen que el mundo acabará entre llamas,
Otros dicen que entre hielos.
De lo que yo he saboreado del deseo
Estoy de acuerdo con aquellos que favorecen el fuego.

Pero si tuviera que perecer dos veces,
Creo que conozco bastante de odio
Como para saber que, para la destrucción,
El hielo es poderoso
Y bastaría también.


Ahora Me Voy Afuera Caminando

Ahora me voy afuera caminando
El desierto del mundo,
Y mis zapatos y mis medias
No me molestan.

Dejo atrás
Buenos amigos en la ciudad.
Dejemos que beban bastante vino
Y que luego se acuesten.

No crean que me voy
Desterrado a la oscuridad exterior,
Como Adán y Eva
Fueron expulsados del Paraíso.

Olvida el mito.
No hay nadie
Que pueda expulsarme de aquí
Ninguno que pueda echarme fuera.

A menos que me equivoque
Sólo obedezco
La llamada de este canto:
“¡Me voy, zarpo ahora!”.

Y podría volver
Si no me siento satisfecho
Con lo que he aprendido
Al haber muerto.


Dos Caminos Divergieron

Dos caminos divergieron en un bosque,
Y afligido porque no podría caminar ambos
Siendo un solo viajero, estuve largo tiempo de pie
Mirando uno de ellos tan lejos como la vista alcanza,
Hasta donde se perdía en la maleza.

Entonces tomé el otro, imparcialmente,
Y habiendo tenido quizás la elección acertada,
Pues era tupido y agradable de caminar;
Aunque en cuanto a lo que vi allí
Hubiera elegido cualquiera de los dos.

Y ambos esa mañana yacían igualmente,
En ninguno de los dos hubiera pisado hojas negras.
¡Oh, había guardado aquel primero para otro día!
Aun sabiendo la inexorable manera en que las cosas su curso,
Dudé si debí haber regresado sobre mis pasos.

Debo estar diciendo esto con un suspiro
Que en alguna parte envejece y hace envejecer,
Dos caminos divergieron en un bosque,
Yo tomé el menos caminado,
Y eso ha representado toda la diferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s